DAVID DELFÍN. CORAZÓN INDIGENTE


Pasarela cibeles 2011

Momentos del desfile de David Delfín en Cibeles 2011

Es el diseñador de moda del momento… y no sin razón. Bajo su “Síndrome de Diógenes” presentado en Cibeles el sábado pasado, se esconde un concepto claro, sólido y reivindicativo (como siempre en él) frente a la repetida banalidad y superficialidad del mundo de la moda. Quizá su fijación por Dalí y Buñuel y la aplicación de otras disciplinas como el diseño gráfico o el arte contemporáneo lo hacen distinto, pero lo que verdaderamente lo diferencia es su gran personalidad, anárquica, transgresora y despierta, y sobre todo, su capacidad de reflexión que abarca más allá del mundo de la moda.

Su capacidad de reflexión abarca más allá del mundo de la moda.

Diógenes fue un filósofo vagabundo, que desechaba los lujos de la sociedad buscando una vida natural e independiente. David Delfín transporta estos pensamientos a una franja más conceptual, a la ropa vieja y los cacharros que guardamos cada uno en nuestro interior, a todas esas capas que conforman nuestra propia existencia.

David Delfín transporta estos pensamientos a una franja más conceptual

En “Síndrome de Diógenes” nos sorprende con una colección para este AW donde sus prendas se muestran como estratos de una metáfora que es la sobrecarga de pensamientos y emociones que la sociedad actual nos anima a vivir. La superposición de prendas, cuellos, chaquetas… combinadas de una forma inteligentísima, puesto que solo existe lo visible (es decir, un cuello de jersey que tapa una camisa es sólo eso, un cuello, el resto del jersey no existe), potenciando así la figura y el estilismo de los modelos, andróginos como siempre y en esta ocasión retrofuturistas, enmarcados/as en líneas rectas, casi arquitectónicas, y llevándonos del gris y el blanco a colores azules índigo y verdes oliva en fieltro y raso, que seguro, van a marcar tendencia.

La superposición de prendas… combinadas de una forma inteligentísima

Su presentación fue inteligente: una instalación con una montaña de ropa vieja y diferentes colores contrastó y resaltó la sobriedad de sus diseños, aderezada por la música clásica, de línea melancólica, que rompió en un determinado momento de sus 12 minutos de desfile.

Un genio que incluye, como todos, alguna indultable manía y excentricidad como es tener como icono y musa a Bimba Bosé, que si bien representa su espíritu de ambigüedad sexual, creo que no está a la altura de sus colecciones.

Para terminar, destacar el guiño genial y coherente (se le vio a él mismo en el backstage cuidando estos detalles) de introducir las medias melenas sumamente lisas, dentro de las prendas, para terminar ese juego de capas que esconde la alegoría de lo visible, lo oculto y la sugerencia.

Pablo Domene

http://www.katelovesme.net/

http://www.antena3.com/especiales/noticias/cultura/en-la-red-monica/david-delfin-sindrome-diogenes_2011021100171.html

http://escaparatemoda.blogspot.com/2011/02/el-sindrome-de-diogenes-de-david-delfin.html


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: