LA IMAGEN DE TU SALÓN HABLA POR TI.


La importancia de la imagen de nuestro salón es de vital importancia a la vista de nuestros clientes y por lo tanto del futuro de nuestro negocio. Muchas veces algunos profesionales se encuantran con el “renovarse o morir”, os dejamos algunos consejos y reflexiones de los muchos salones que nos encontramos a diario los profesionales del sector y de la cantidad de gente emprendedora que en estos tiempos que corren, se apuntan a la vanguardia en salones de peluquería.

Colores e iluminación.

Los colores elegidos en el mobiliario y decoración también resultan imprescindibles para conectarse con el cliente. Una variedad de tonos, fuertes y muy distintos, brindan una atmósfera ecléctica que seguramente sólo la gente joven pueda disfrutar. Paredes y techo blanco, con espejos, sillas de peinado y sillones tapizados también en blanco, brindan sofisticación, sobriedad. El equilibrio se puede lograr combinándolo con el negro de las sillas de espera. El rojo, por su parte, transmite informalidad y movimiento.

Otra de las cuestiones que debe tenerse en cuenta es el consumo de electricidad que genera una peluquería, que requiere un diseño especial de la instalación eléctrica. Los secadores de pelo, los termotanques y la iluminación producen un importante consumo. Pero más allá de las cuestiones técnicas y económicas, los diseñadores destacan que esta última variable es la más eficiente para lograr una adecuada ambientación. La iluminación general suave y haces de luz puntuales sobre cada sillón de peinado, sumado a espejos iluminados desde atrás, permiten resaltar el sitio más importante para el cliente y el estilista. Ese lugar en el que el cliente se enfrenta al espejo y pide un cambio. O simplemente mantener el estilo. Pero viviéndolo de la forma más agradable.

 

Servicios integrados.

Pese a que las peluquerías quieran innovar en el diseño, tanto exterior como interior, no debe dejarse de lado el funcionamiento de los procesos productivos. Existen áreas dedicadas al corte, peinado, tintura, lavado, secado, e incluso en los lugares más grandes, aulas para cursos o entrenamiento del personal.

Esto sin mencionar los salones que incluyen servicios más completos de belleza integral como ser manicuría, depilación y masajes. Cada uno de estos sectores reclama un diseño especial. Algunos arquitectos prefieren diagramar el área de lavado separada del salón principal, otros buscan integrarla a todas las actividades que se realizan.

Dependerá fundamentalmente de la cantidad de espacio con la que se cuenta, sus dimensiones y posibilidades de aprovechamiento. Por ejemplo, un salón lleno de recovecos puede limitar a alguien que desea una línea uniforme de sillones de peinado con sus respectivos espejos, pero puede despertar la creatividad de aquél que desee tomar ventaja de esos huecos para plasmar un mundo personal en cada una de esas sillas. Si el objetivo es diferenciar áreas, también se pueden implementar separadores móviles de policarbonato blanco por ejemplo.

La tematización del salón es algo que puede resultar muy atrayente para los clientes, siempre teniendo en claro a quiénes nos estamos dirigiendo. El aprovechamiento de espacios como algún fondo de local o un patio, pueden permitir crear ambientes de un encanto natural que hacen al cliente sentirse en otro mundo por unos instantes. Una cascada de agua sobre una pared de piedra, una fuente, plantas, flores, abren un abanico de posibilidades a aquellos que gozan de un espacio extra para aprovechar.

 

Salones modernos.

Las peluquerías actuales buscan cada vez más diferenciarse de la competencia y ofrecer variables que las identifiquen y hagan únicas ante la inmensa oferta del mercado. Algunas incluyen entre sus innovaciones una barra para tragos, zonas para exposiciones de arte y hasta espacios para performances e instalaciones. Cada vez más se está prestando atención al diseño arquitectónico del salón, al mobiliario, y a la atmósfera que se crea mediante la utilización de la decoración y elementos que interactúen con el cliente.

El clima relajado, armónico, es visto como un imprescindible por algunos estilistas que promueven ordenar su equipamiento de una forma simétrica y seleccionar con detalle cada material de terminación. No obstante, otros salones proyectan un estilo diferente, dirigido a otro tipo de público. Allí los diseños, colores, o materiales pueden ser muy diversos. La elección de un decorado ecléctico, cool, o sobrio, dependerá del target al que se pretende llegar. Hoy en día todo es una cuestion de marketing y aprender a venderse empieza desde la imagen.

 

Una cuestión de espacio.

Una decisión importante para el plan de salón, y que precede también a cualquier renovación en el espacio de la peluquería, es el diseño de interiores. Es necesario considerar varios aspectos para decidir si diseña el espacio uno mismo o con la ayuda de un arquitecto. Si se ha proyectado la cantidad de clientes que se espera atender por día (y esto es algo que debe realmente hacerse), entonces es posible calcular el promedio de personas que estarán esperando a una determinada hora, en un rango aproximado. Si también se conoce el tiempo que lleva cada servicio y el número de clientes que entra por día al salón, resulta muy fácil determinar, gracias a las fórmulas matemáticas, los tiempos de espera y el número de clientes en espera. También se debe tener en cuenta la cantidad de personas que no son clientes, como por ejemplo amigas o hijos que acompañan a una clienta y utilizan las sillas de espera.

Esta información, que puede verse como muy básica, asegura tener el espacio suficiente en el negocio o permite modificar espacios en base a estas consideraciones. Además de tener suficiente espacio de espera, es necesario pensar cómo será usado ese espacio. Si es para chicos, debería haber lugar para juguetes y juegos. Si las esperas son en general largas, podría instalarse un televisor u otro tipo de entretenimiento.

 

Decoración, ¿que influencia ejerce ?

¿Qué nos quiere decir un color que se reitera en distintos ángulos del salón, una línea que atraviesa la cerámica del piso u otra que en diagonal cruza las paredes detrás de los espejos? En realidad, todos estos detalles que juegan con el resto de la decoración de un salón, son como palabras abstractas que más que conceptos nos expresan sensaciones, gustos, sugerencias.

Cuando el arquitecto asesora al profesional que desea cambiar totalmente el look de su salón o acaba de inaugurar el primero, debe tener muy en cuenta los gustos de quienes convivirán todos los días con los detalles de los que hablamos. Pero, también, el profesional debe conocer muy bien a sus clientes, quienes serán los encargados finales de juzgar los resultados.

Pero, ¿cómo se hace con la diversidad de hombres o mujeres que se acercan al local y que tienen gustos tan disímiles? Existen para estos casos pautas generales que han sido bien estudiadas y que consideran elementos básicos comunes a todas las personas, y sobre las cuales se debe trabajar a la hora de pensar en un nuevo salón. Ciertos colores son considerados por la mayoría de la gente como limpios, puros, tranquilizantes. Este tipo de colores (blanco, gris, plateado), que pueden estar acompañados por elementos metálicos o por vidrio, se relacionan, también, con el frío, pero no dejan de crear otra asociación mental importante: se lo liga al espacio y al futuro. Estas relaciones inconscientes, predisponen de determinada manera a los clientes, que se crean al entrar un preconcepto que, suponemos, es positivo, ya que esto es lo que se está buscando.

 

 

Fuentes, Nanomax y Revista Estilo Profesional.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: