Morenas de bote… ¿Cuál de ellas es rubia natural?


Dicen que nadie está contento con lo que tiene y más si hablamos de los atributos físicos. Unos por puro gusto, otros por exigencias del papel y otros para ofrecer una imagen que los posicione frente al público de otra manera, los famosos hacen de su imagen lo que quieren. Aunque muchos recurren al botox, la cirugía estética y a dietas insufribles, otros toman el camino del medio y optan por un cambio casi tan drástico –ya que aunque no lo parezca puede hacer que nuestro aspecto sea completamente distinto-, pero al alcance de cualquier bolsillo: teñirse el pelo.

Puede parecer que por ser colombiana nos la imaginemos morena, pero la actriz Sofía Vergara es rubia natural y tuvo que teñirse de morena para lograr que le hicieran caso en Hollywood. Foto: Gtres.

La protagonista de la saga Crepúsculo, Kristen Stewart en realidad no es morena: es rubia natural.Foto: Gtres.

La actriz estadounidense Leighton Meester luce como nadie una cabellera oscura en Gossip Girl pero en realidad esa tonalidad no es la suya. Blair Waldorf es rubia. Foto: Gtres.

Dita Von Teese ha sido una de las más acertadas a la hora de crear un personaje con su estilismo, en el que se incluye, por supuesto un tinte de pelo de color negro azabache, ya que el su cabello es de color rubio. Foto: Gtres.

La española Elsa Pataky también se tiño de morena aunque solo durante una temporada y por exigencias del guión. Foto: Gtres.

Otra que se tiñó para interpretar un papel en una película fue Scarlett Johansson. La actriz norteamericana demostró que, aunque pierde ese gancho Marilyn que tanto gusta a sus seguidores, está guapa de cualquier forma. Foto: Gtres.

La actriz Lindsay Lohan también se tiñó de morena aunque luego volvió al rubio. Foto: Gtres.

Uno de los infinitos colores que la cantante ha utilizado para teñirse el pelo ha sido el negro. Foto: Gtres.

La cantante Christina Aguilera pasó una temporada de morena para probar que tal le sentaba el color. Parece que no le gustó demasiado, porque ha probado todos los tonos de rubio pero nunca volvió al moreno. Foto: Gtres.

Fuentes:hoymujer

Fotos:Gtres

 

Anuncios

DAVID DELFÍN. CORAZÓN INDIGENTE


Pasarela cibeles 2011

Momentos del desfile de David Delfín en Cibeles 2011

Es el diseñador de moda del momento… y no sin razón. Bajo su “Síndrome de Diógenes” presentado en Cibeles el sábado pasado, se esconde un concepto claro, sólido y reivindicativo (como siempre en él) frente a la repetida banalidad y superficialidad del mundo de la moda. Quizá su fijación por Dalí y Buñuel y la aplicación de otras disciplinas como el diseño gráfico o el arte contemporáneo lo hacen distinto, pero lo que verdaderamente lo diferencia es su gran personalidad, anárquica, transgresora y despierta, y sobre todo, su capacidad de reflexión que abarca más allá del mundo de la moda.

Su capacidad de reflexión abarca más allá del mundo de la moda.

Diógenes fue un filósofo vagabundo, que desechaba los lujos de la sociedad buscando una vida natural e independiente. David Delfín transporta estos pensamientos a una franja más conceptual, a la ropa vieja y los cacharros que guardamos cada uno en nuestro interior, a todas esas capas que conforman nuestra propia existencia.

David Delfín transporta estos pensamientos a una franja más conceptual

En “Síndrome de Diógenes” nos sorprende con una colección para este AW donde sus prendas se muestran como estratos de una metáfora que es la sobrecarga de pensamientos y emociones que la sociedad actual nos anima a vivir. La superposición de prendas, cuellos, chaquetas… combinadas de una forma inteligentísima, puesto que solo existe lo visible (es decir, un cuello de jersey que tapa una camisa es sólo eso, un cuello, el resto del jersey no existe), potenciando así la figura y el estilismo de los modelos, andróginos como siempre y en esta ocasión retrofuturistas, enmarcados/as en líneas rectas, casi arquitectónicas, y llevándonos del gris y el blanco a colores azules índigo y verdes oliva en fieltro y raso, que seguro, van a marcar tendencia.

La superposición de prendas… combinadas de una forma inteligentísima

Su presentación fue inteligente: una instalación con una montaña de ropa vieja y diferentes colores contrastó y resaltó la sobriedad de sus diseños, aderezada por la música clásica, de línea melancólica, que rompió en un determinado momento de sus 12 minutos de desfile.

Un genio que incluye, como todos, alguna indultable manía y excentricidad como es tener como icono y musa a Bimba Bosé, que si bien representa su espíritu de ambigüedad sexual, creo que no está a la altura de sus colecciones.

Para terminar, destacar el guiño genial y coherente (se le vio a él mismo en el backstage cuidando estos detalles) de introducir las medias melenas sumamente lisas, dentro de las prendas, para terminar ese juego de capas que esconde la alegoría de lo visible, lo oculto y la sugerencia.

Pablo Domene

http://www.katelovesme.net/

http://www.antena3.com/especiales/noticias/cultura/en-la-red-monica/david-delfin-sindrome-diogenes_2011021100171.html

http://escaparatemoda.blogspot.com/2011/02/el-sindrome-de-diogenes-de-david-delfin.html


A %d blogueros les gusta esto: